MIMULUS (MIMULO)

  Miedo a las cosas del mundo, a la enfermedad, al dolor, a los accidentes, a la pobreza, a la oscuridad, a estar solo, a la desgracia. Los temores de cada día. Personas que llevan a sus miedos en silencio y secreto, sin hablar de ello libremente con otros.

 

Dr. Edward Bach   (Los 38 Remedios)

   Mimulus es para el miedo por causas conocidas, tales como: enfermedad, muerte, accidentes, dolor, oscuridad, humedad, frío, pobreza, otras personas, animales, arañas, hablar en público, perder amigos o empleo, dentista, etc. Es para las personas que sufren de miedos comunes. Los que lo padecen pueden tener talento artístico, pero son tímidos y reservados, y no saben qué decir cuando están en compañía. Las personas Mimulus pueden padecer rubores, tartamudeo, risa nerviosa, etc.

   Mimulus también sirve para los niños tímidos y cohibidos, que tienen miedo de los animales o de la oscuridad, etc. (Ver también Larch).

 

    El potencial positivo de Mimulus es la personalidad poseída de un valor tranquilo para enfrentarse a las pruebas y dificultades con humor y confianza. Pueden defenderse, y con las emociones totalmente bajo control pueden disfrutar de la vida sin miedo. 

    Esta planta, muy bien aclimatad en Inglaterra, alcanza unos 30 cm de altura, presenta grandes flores amarillas sencillas y crece junto a los cursos de los ríos, arroyos y en lugares húmedos.

 

Principio

 

   Mimulus está relacionado con las cualidades anímicas de la valentía y la confianza. En estado Mimulus negativo debemos aprender a superar nuestros miedos.

   Las personas en estado Mimulus tienen algunos miedos muy concretos, por ejemplo, miedo a subir por una escalera mecánica, miedo a padecer cáncer, etc. Son miedos tangibles que la vida trae consigo, por ejemplo, el de recibir visitas o el miedo a la inyección del dentista. Por sí mismos nunca hablarían de ellos, pero si les preguntamos de una manera directa, salen a la luz cada vez más angustias y temores: miedo a estar solo, a las discusiones por el dinero destinado a los gastos de la casa, miedo a la víbora, etc. La lista de los miedos Mimulos podría continuar hasta el infinito. Abarca prácticamente todas las formas inferiores de los grandes miedos originales de la Humanidad que se pueden tener en la vida terrenal.

   Algunos expertos en el sistema floral Bach opinan que los miedos Mimulus serían los restos del miedo innato del recién nacido frente al mundo rudo y la vida en un cuerpo físico. El bebé Mimulus que comienza a llorar al despertar, sin un motivo aparente, evidencia claramente cúan doloroso debe ser sumergirse en esta realidad física.

  A veces, las personas en estado Mimulus negativo declaran que la existencia en este mundo les pesa como una carga sobre los hombros, y que a menudo sienten el deseo de desaparecer de ella.

   Los individuos del tipo acentuadamente Mimulus son por lo general de constitución frágil o presentan otros rasgos exteriores de delicadeza. Algunos parecen costosas muñecas de porcelana convertidas en seres humanos. A otros los llamamos por un apelativo cariñoso (gatito, muñequita), porque siempre parecen necesitar protección. Su elevada sensibilidad física hace que muchos caracteres Mimulus se sonrojen con facilidad, tartamudeen o de repente hablen con la voz  velada en su trato con otras personas. Otros hablan demasiado debido a su nerviosismo, emiten una risita nerviosa o siempre tienen las manos húmedas. Los hay capaces de disimular muy bien su estado Mimulus negativo y en la vida cotidiana se muestran vigorosos y extrovertidos. Sólo con una mirada más atenta nos percatamos que en realidad son más bien reservados y sensibles en su fuero interno; si fuera por ellos se evadirían de todo lo que pudieran de este mundo.

   Con frecuencia, este rasgo caracteriza a artistas, músicos, actores y pintores.

  En estado Mimulus negativo, la persona tiene "dificultades con la masa". Mide las cosas de forma muy estricta y es menos tolerante que los que le rodean: el ruido, las luces agresivas, la comida copiosa, las actividades intensas... Son también hipersensibles respecto a muchos fenómenos del medio. Se sienten como un colibrí que perdió el rumbo y de pronto se ven en medio de una bandada de cornejas.

   Muchas personas del tipo Mimulus enferman cuando están sometidas a una presión excesiva. Les atacan entonces "sus dolores de cabeza", "trastornos vesiculares" o problemas análogos. En su desmedida precaución, los pacientes Mimulus Tienden a prolongar sus cuidados y de este modo a retrasar el proceso de curación.

   Debido a su constitución sensible, son en su mayoría pacíficos y sus ocasionales arrebatos de cólera no tienen particular repercusión. En estos casos,  los demás los ven tan amenazadores como una mariposa furiosa.

   Las personas que necesitan mucho Mimulus deben aprender dos cosas. En primer lugar, a vivir con su constitución sensible, que es ciertamente algo precioso. Esto incluye apartarse de vez en cuando del mundo, sin sentimientos de culpa, para recargar sus reservas vitales y brindar descanso al sistema nervioso. Es muy importante que dispongan de su propia habitación. Los individuos del tipo Mimulus deben luchar asimismo mentalmente con los fenómenos del miedo y tomar conciencia de que  sus ideas angustiantes, conmo todas las ideas que tienen tendencia a materializarse son una fuerza negativa: cada idea de miedo refuerza la precedente, enlaza más energías y encadena al individuo, con fuerza creciente, a sus temores.

   "tendréis miedo en el mundo, pero consolaos, pues yo vencí al mundo." En esta frase del Nuevo Testamento se encuentra la clave del estado Mimulus positivo. Mientras la personalidad sólo mida con valores mundanos, siempre habrá de enfrentarse con miedos concretos, pero si se deja guiar según las leyes de su alma, abandonará su delimitación mundanal y se volverá más hacia el Gran Todo, también ella podrá vencer al mundo, es decir sus miedos.

   Cuando se toma Mimulus, se vuelve a encontrar el camino para apartarse de la infinidad de temores y angustias, a fin de retornar a su ser propiamente dicho. Se reconoce que el miedo es, en primer lugar, un problema mental que se puede resolver con medios mentales y así aprender a manejarlo mejor. Se superan las inquietudes, y con fino humor y humana comprensión se está en condiciones de ayudar a las personas que pasan por una situación análoga.

   Cuando en un diagnóstico se presenta un caso Mimulus, habría que nombrar expresamente en el diálogo el miedo concreto y manifestar que Mimulus ayudará a disolverlo. La experiencia ha demostrado que, al desaparecer ese miedo, se resuelven enseguida en el curso del tratamiento algunos otros.

  He aquí la diferencia entre los miedos en estado Rock Rose, Aspen y Mimulus:

 

   Rock Rose: Estados de temor muy agudos, objetivamente fundados.

 

   Aspen      : Temores vagos que no se pueden definir con detalle.

 

   Mimulus   : Recelo exagerado con respecto a determinadas cosas concretas.

 

Síntomas claves del estado Mimulus

 

  Miedos específicos que podemos definir, timidez, recelo, miedo a enfrentarse al mundo.

 

Síntomas en estado de bloqueo

 

- Timidez, reserva, gran sensibilidad en lo físico.

- Se angustia frente a una situación, pero guarda sus temores para sí mismo.

- Miedos específicos aislados y fobias, por ejemplo: miedo al frío, a la oscuridad, a la enfermedad y al dolor.

- Miedo a morir de cáncer, a la muerte, al futuro, a los accidentes, a perder la salud y los amigos.

- Miedo a las arañas, los ratones, los perros, etc.

- Miedo a llamar por teléfono, a las situaciones nuevas.

- Agorafobia, miedo a cruzar umbrales, azoramiento.

- Miedo al ingreso en un hospital, etc.

- Hipersensibilidad de todo tipo: ante el frío, el ruido, la luz  deslumbrante, la conversación en voz muy alta, los olores fuertes, la contradicción. Quisieran no ser interpelados, etc.

- Tensión interior debida al recelo, de vez en cuando trastornos en el lenguaje o tartamudez, risa nerviosa, hablan mucho por nerviosismo.

- Se sonroja fácilmente.

- Por recelo, declina responsabilidades.

- Teme estar sola, y aún en compañía se muestra apocada y nerviosa.

- Le alarma sobremanera encontrar resistencia o que algo no ande bien.

- La presencia de otros merma su vitalidad.

- Extrema las precauciones durante la convalecencia: por ejemplo, no se atreve a mover la pierna fracturada, aunque ya esté curada.

- Es proclive a enfermar cuando se le vienen encima cosas que la asustan.

- Los bebés lloran al despertarse por la mañana sin causa aparente.

- Lo niños se aferran aterrados a sus madres, por ejemplo, en concentraciones numerosas de personas, en escaleras oscuras, a la vista de perros, etc.

 

Potencial en estado transformado

 

- Persona delicada, sensible.

- Superados sus miedos, puede avanzar por el mundo con jovial despreocupación.

- Valentía personal y comprensión para otros en situaciones análogas.

 

Recomendaciones para las personas en estado Mimulus

 

- Aceptar que se es distinto y que la sensibilidad es algo precioso.

- Procurarse espacio libre corporal, una habitación propia donde poder aislarse para descansar.

- Analizar el fenómeno del miedo en el plano mental.

- Proteger los riñones.

- Frases de programación positiva:

  "Toda dificultad es una posibilidad de crecer".

  "Ya estoy liberado de mi miedo".

  "En mí hay valor y fuerza".

  "Confío en mi guía interior".

 

Mechthild  Scheffer   (La Terapia Floral de Bach)  

 

PAGINAS INTERESANTES

 

"LA PAGINA DE LA VIDA"

 

"ESENCIAS FLORALES"